Las tres erres (3R) que deberías conocer

En este artículo te voy a explicar las tres erres de la ecología que todo el mundo debería saber. En ellas se basa el aprovechamiento de los residuos que producimos para conseguir consumir menos recursos y hacerlo de forma sostenible. Estoy hablando de Reducir, Reutilizar y Reciclar, siempre en ese orden. A muchos nos las han enseñado ya en el colegio, pero a juzgar por el poco uso de ellas que veo a mi alrededor, creo que hace falta recalcarlas aún más. ¡Atento a lo que te cuento!

Primera R, REDUCIR

Se refiere a la necesidad de reducir la cantidad de productos, energía o recursos (como el agua) que consumimos. Un clarísimo ejemplo serían los envases. Al contrario de lo que el medio ambiente necesita, cada vez gastamos más envases, incluso para cosas que no lo necesitan. Últimamente he visto en diferentes supermercados como se vende fruta fresca envasada (como en esta foto), como manzanas o naranjas, cortadas en rodajas o con los gajos separados para que no tengas que molestarte en coger un cuchillo y hacerlo por tu cuenta en casa y, lo peor de todo, ¡la gente compra esos productos!… A menos que tengan una discapacidad que les impida coger un cuchillo. ¿En serio no pueden comerse una manzana a bocados o coger un cuchillo y cortarla ellos? ¿Tan difícil lo ven? ¿Tan vagos son? Me cuesta creer que tengan alguna excusa buena para comprar ese tipo de productos, ni siquiera si tienen hijos pequeños a los que no les dejan usar cuchillos, ¡Que les corten ellos la fruta y no gasten tantos envases! (sí, este tema me ofusca -.-‘)

Otro ejemplo serían los productos de limpieza. Hay un producto fabricado para cada rincón de tu casa. Cuando te vienes a dar cuenta, tienes todo un armario lleno solo de esos productos. ¿Por qué no comprar alguno multiusos que te permita olvidarte de varios específicos para una zona? Quizá te gastes más dinero en una sola botella, pero si echas cuenta de cuanto te cuestan por separado las que substituyes, probablemente te acabe saliendo más barato y, además, te permite tener más espacio en el armario. También existen remedios tradicionales para la limpieza más ecológicos, como el uso del vinagre, el limón y el bicarbonato.

Ejemplos como estos los hay a patadas allá por donde pasas, por eso creo que es la R más importante de todas y la que hay que tomarse más en serio.

Esta R también habla sobre utilizar menos recursos (energía, agua, gasolina, etc.). Esto se puede conseguir utilizando lámparas de bajo consumo, desenchufando aparatos eléctricos cuando no los estas usando (evitas que la luz del stand by siga consumiendo electricidad), cerrar el agua del grifo mientras te cepillas los dientes o darte una ducha en vez de un baño, entre otros muchos métodos que puedes descubrir.

Segunda R, REUTILIZAR

Una vez hemos utilizado lo justo, se le puede buscar un segundo uso. Lo más reutilizable que tenemos a mano son los envases y el papel. Solo hace falta buscar un poco en google y salen un montón de maravillas echas con ellos y otros materiales que han perdido su uso original, pero no hace falta ser escultor para reutilizarlos. Los envases los puedes usar para almacenar otros productos, hacer lámparas solares, etc., y el papel es tan simple como aprovechar las dos caras de los folios siempre que se pueda.

 

Fotos del proyecto “un Litro de Luz”, desarrollado por estudiantes del Massachusetts Institute of Technology (MIT), para iluminar barrios marginales de Filipinas con botellas rellenas de agua y lejía. Fuente: Netámbulo

Otra opción es vender lo que ya no quieres o no usas, pero aún no ha perdido su función. Por raro que te parezca un objeto, en Wallapop, milanuncios, Vibbo y páginas similares te pueden echar una mano para quitártelo de encima. Siempre hay alguien que se puede interesar si el producto no está muy mal, lo tengo comprobado (he llegado a vender un libro de texto de historia contemporánea del año 1994 que mi abuelo quería tirar a la basura). Al venderlo le das una segunda oportunidad y sales ganando tú, el que lo compra y el medio ambiente. Obviamente también puedes ser solidario y lo puedes donar o regalar a quien más lo necesite.

Tercera R, RECICLAR

Si ya has seguido las otras dos erres y has usado algo tanto que crees que ya no se le puede dar ningún uso más, entonces ha llegado el momento de reciclarlo para poder transformar sus materiales en otros objetos totalmente nuevos y útiles (si son reciclables). Con ello evitas que acabe en vertederos que ocupan muchas hectáreas de terreno y que son un peligro si tienen fugas de líquidos contaminantes, incluso cuando se cubren y se intentan hacer invisibles para futuras generaciones.

Póster informativo de la Junta de Extremadura. Publicado en Ecoescuela CEIP Gibraltar.

También evitas que, en el peor de los casos, acaben en lugares sensibles como el mar, contaminándolo y donde muchos animales confunden bolsas y otros plásticos con comida, pudiendo acabar matándolos o incluso quedándose atascados en ellos.

Actualmente en algunos lugares existen ecoparcs: instalaciones hechas para separar los materiales reciclables de los no reciclables y así poderlos llevar a otras instalaciones donde los puedan procesar e intentar cumplir con los objetivos de la Unión Europea en materia de reciclaje (esos que España nunca consigue alcanzar).

Ecoparc de Barcelona, más información en la fuente ecoparcbcn.com

Esos ecoparcs se pagan con nuestros impuestos, de ahí la frase muy repetida para excusarse de no reciclar “que reciclen ellos que para algo pago“. Para los que decís eso, ¿nunca habéis pensado que os podríais ahorrar parte de ese dinero si no tuvierais que pagar esas instalaciones que cuestan millones de euros al año? También decís que así dais dinero a los trabajadores que se encargan, pero no les hacéis ningún favor. Una parte de los empleados se encargan de separar manualmente parte de la basura que llega y difícilmente aguantan más de un año allí, no porque les echen si no porque no lo soportan, es muy desagradable (lo he visto con mis propios ojos en alguna visita de mis estudios). Si esas personas trabajan de eso, seguramente es porque no les ha quedado más remedio para cubrir alguna necesidad urgentemente.

Otra excusa que dan algunas personas es que luego viene un camión y junta todo lo que se ha separado. Sí, se ha dado algún caso, pero al detectarse ha sido investigado y se han tomado las medidas necesarias para corregirlo. Normalmente esos camiones tienen una división dentro y dan esa sensación. También hay camiones para cada tipo de contenedor (lo que se hace en mi ciudad). Una excusa más que oigo es que no tienen sitio para separar la basura porque los cubos ocupan mucho espacio. Actualmente hay muchos diseños que se adaptan a tu casa, seguro que encuentras alguno aquí.

Una vez dicho esto, considero que ya no quedan muchas más escusas para no reciclar, las pocas que quedan las han desmentido muy bien en este artículo. En el caso de que no sepas como reciclar algo, seguro que encuentras la solución en esta fantástica guía hecha por Ecoagricultor.

Otras erres que se han propuesto

Estas últimas se han propuesto para solucionar los problemas sociales y ambientales y vendrían antes de las tres anteriores:

-Reflexionar: repensar nuestros hábitos y modos de vida para modificarlos de forma que seamos más respetuosos con el medio ambiente.

-Rechazar: no consumir productos que generan un gran impacto ambiental o procedentes de lugares en los que no se respetan los derechos de dignidad y trabajo.

-Reestructurar y redistribuir: modificar el sistema económico actual para que deje de priorizarse el ganar el máximo de ganancias al bienestar de la gente y que se incluyan los costes a nivel social y ambiental en el cálculo final de los bienes de consumo. De esta forma, se podrían distribuir los recursos equitativamente para satisfacer las necesidades de todos.

 

Si todos cumpliésemos estas 6 erres, la contaminación del medio ambiente se reduciría muchísimo en poco tiempo, no agotaríamos los recursos de forma tan acelerada como ahora, gastaríamos menos dinero y el mundo sería mucho más justo. El medio ambiente y nosotros saldríamos ganando así que, haciendo hincapié en las tres primeras, ¡REDUCE, REUTILIZA Y RECICLA! Tus hijos, nietos, bisnietos, etc. ¡Te lo agradecerán!


Referencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamiento de tus datos

La Naturaleza En Un Clic te informa que los datos de carácter personal que proporciones completando este formulario serán tratados por Irene Pardo como responsable de esta página web. Tus datos se utilizarán con el fin de gestionar los comentarios que realices y controlar el spam. Legitimación: Tu consentimiento. El no introducir los datos de carácter personal que aparecen como obligatorios en el formulario (*), tendrá como consecuencia que tu comentario no se publique. Como usuario e interesado te informo que los datos que facilites se ubicarán en los servidores de WEBEMPRESA (el servicio de hosting de La Naturaleza En Un Clic) dentro de la Unión Europea, consulta la política de privacidad de WEBEMPRESA. Tus datos no se comunicarán a terceros salvo por obligación legal. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, portabilidad y suprimir los datos contactando al correo admin@lanaturalezaenunclic.com así como reclamar ante una autoridad de control. En la web https://lanaturalezaenunclic.com puedes consultar información adicional y detallada sobre la Protección de Datos y consultar la Política de Privacidad de la página.

Una vez envíes tu comentario, no aparecerá de inmediato, antes debe ser revisado y aceptado  para evitar el spam o comentarios abusivos.

A %d blogueros les gusta esto: