Abejas engañadas, el “ingenio” de las orquídeas

Seguro que has oído hablar sobre la polinización que realizan las abejas en las flores. Normalmente se alimentan del néctar o el polen, que es lo que las suele atraer a la flor, y parte del polen se pega al vello de su cuerpo. Ese polen se transporta y se puede desprender, fecundando las flores por las que pasea la abeja. ¿Pero todas las flores usan néctar o polen comestible para atraer a las abejas? En honor al logo del blog te voy a mostrar uno de los casos de polinización más curiosos.            

La abejera Ophrys apifera es una orquídea que usa colores llamativos para atraer a los polinizadores, uno de los métodos más comunes, pero también usa su forma y su olor. Ha evolucionado de tal forma que ha conseguido un labelo (parte de colores oscuros en la foto de arriba) que imita la forma y el olor de una abeja hembra.

Este hecho provoca que los machos del género Eucera se vean atraídos irremediablemente e intenten copular con la flor. Al hacerlo, dos masas de polen unidas en un filamento (polinios) se pegarán a la cabeza del insecto con unas ventosas, pareciendo unas antenas (como se puede ver en esta foto, no puedo publicarla aquí por derechos de autor). 

Orquídeas 1 – 0 Abejas

En este caso la abeja no obtiene ningún beneficio, solo gana la orquídea, ya que el macho suele volver a caer en la trampa y vuelve a visitar otra flor de la misma especie. Al intentar copular con la nueva flor, su cabeza queda situada de tal forma que los polinios pueden dejar caer polen en la parte más interna del labelo, ocurriendo así la polinización.

Ophrys apifera no es la única orquídea que usa este mecanismo, también podemos encontrar otras como Ophrys fusca, Ophrys lutea u Ophrys speculum. Cada una de ellas con una forma específica para atraer al tipo de abeja que les interesa. 

Orquídeas Ophrys fusca
Ophrys fusca, by Orchi (CC BY-SA 3.0)

Orquídea Ophrys lutea
Ophrys lutea, by Orchi (CC BY-SA 3.0)

Orquídeas Ophrys speculum
Ophrys speculum, by Carsten Niehaus (CC BY-SA 3.0)

Estas orquídeas las podemos encontrar desde el norte de África hasta Escandinavia y desde Canarias hasta el mar Caspio, en suelos calcáreos y soleados.

La abeja del logo representa a un macho de Eucera longicornis y, por suerte para él, también visita otras flores que sí le pueden alimentar. Esta abeja se encuentra extendida por Eurasia, incluyendo la península ibérica.

Abejas solitarias

Eucera longicornis, abeja de orquídeas
Eucera longicornis macho, por Alvesgaspar (CC BY-SA 3.0)

Cuando hablamos de abejas estamos acostumbrados a pensar en las de la miel (Apis mellifera), una abeja que vive en colonia en un panal con una reina, zánganos (machos) y las obreras. En cambio, otras especies como Eucera longicornis tiene una forma de vida bastante distinta, son abejas solitarias, las hembras excavan su propio nido en el suelo (prefiriendo el de prados), muy cerca de los de otras hembras y no suelen producir miel.

Los machos de Apis mellifera no van en busca de flores, solo se aparean con la reina, mientras que los machos de las abejas solitarias, como he explicado antes, sí tienen que buscarlas para alimentarse.

¿Y si desaparecen las abejas?

Tanto un tipo de abeja como el otro están en declive, afectadas por la contaminación producida por pesticidas, reducción de su hábitat, ciertos parásitos y causas que aún se están investigando. 

En el caso de las orquídeas, si sus polinizadores disminuyen, también se ven afectadas y se reproducen en menor número.

La pérdida de abejas y otros polinizadores nos afecta directamente, ya que alrededor del 40% de frutas y verduras que comemos dependen de la polinización por insectos, sin ellos nos podemos ver en serios problemas para cubrir nuestra dieta. Sobre todo en un escenario como en el que vivimos actualmente, en que la población humana no deja de crecer y necesitamos cada vez más recursos alimenticios.

Por ello, las abejas y otros polinizadores están protegidos por ley, junto a muchos otros animales silvestres. En España esto supone que no se les puede matar, molestar o inquietar de ninguna forma, si lo haces se te puede sancionar

Resumiendo

En algunos casos, la relación de las flores con sus polinizadores puede ser muy estrecha, llegando a evolucionar de tal forma que solo las pueda polinizar un solo género o especie de insecto (especies especialistas). 

No todas las abejas viven en colonia en un panal, hay mucha más diversidad.

Si queremos que no nos falten recursos en un futuro, no muy lejano, tenemos que respetar a los polinizadores y crear medidas que permitan protegerlos.


Referencias 

Abejapedia. Abejas solitarias y comunales 

Abejapedia. Polinización de las abejas 

BOE. Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad. 

-Buglife. 2016.  Species Management Sheet, Long-horned bee (Eucera longicornis) 

-G.R. Else. 2012. Eucera longicornis (Linnaeus,1758)  

-Hans Hillewaert, CC BY-SA 3.0 (Foto de la portada)

-Institució Catalana d’Història Natural. Ophrys apifera 

-Jordi Badia. 2010. Abelleres. El Pou de la gallina 

-NATURAL. 2016. Las abejas están en peligro y, con ellas, también el ser humano. La Vanguardia 


Espero que te haya gustado esta primera entrada del blog y si no…estas invitad@ a participar en el apartado de comentarios, aportando más información, sugiriendo cambios o criticando, pero siempre de forma constructiva, recuerda las normas del blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tratamiento de tus datos

La Naturaleza En Un Clic te informa que los datos de carácter personal que proporciones completando este formulario serán tratados por Irene Pardo como responsable de esta página web. Tus datos se utilizarán con el fin de gestionar los comentarios que realices y controlar el spam. Legitimación: Tu consentimiento. El no introducir los datos de carácter personal que aparecen como obligatorios en el formulario (*), tendrá como consecuencia que tu comentario no se publique. Como usuario e interesado te informo que los datos que facilites se ubicarán en los servidores de WEBEMPRESA (el servicio de hosting de La Naturaleza En Un Clic) dentro de la Unión Europea, consulta la política de privacidad de WEBEMPRESA. Tus datos no se comunicarán a terceros salvo por obligación legal. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, portabilidad y suprimir los datos contactando al correo admin@lanaturalezaenunclic.com así como reclamar ante una autoridad de control. En la web https://lanaturalezaenunclic.com puedes consultar información adicional y detallada sobre la Protección de Datos y consultar la Política de Privacidad de la página.

Una vez envíes tu comentario, no aparecerá de inmediato, antes debe ser revisado y aceptado  para evitar el spam o comentarios abusivos.

A %d blogueros les gusta esto: